5 formas de ahorrar energía eléctrica en verano

Con el verano llegan las altas temperaturas, los paseos por la playa, los picnics y los planes de terrazas, pero también la época de mayor gasto en el consumo de energía eléctrica, ya que usamos con mayor frecuencia el aire acondicionado y los ventiladores. Los niños están en vacaciones por lo que se consume más en energía en juegos de video y televisión.

En Doméstica energía seguimos comprometidos con la eficiencia energética, sobre todo cuando se trata de ser responsables con el medioambiente. Por eso estas 5 formas de ahorrar energía eléctrica en verano, te podrán ayudar a reducir el valor de tu factura.

5 formas de ahorrar energía eléctrica en verano

  1. Usa bombillas LED. Con las bombillas LED podrás reducir el uso de energía hasta en un 75%. Estas bombillas duran cincuenta veces más que las comunes y producen la mitad de calor que una convencional. Son las mejores para ahorrar energía eléctrica y disminuir la sensación de calor dentro del hogar.
  2. Haz buen uso de las persianas. Durante las horas de la mañana, que es cuando es más fresco el ambiente, abre las persianas y las ventanas, así tu casa se refrescará. A medio día ciérralas, tanto ventanas como persianas, así el aire fresco quedará dentro y el calor afuera, con esto garantizarás tener un ambiente limpio y fresco, sin necesidad de usar el aire acondicionado.
  3. Sé inteligente con el termostato. Sabemos que en verano el calor puede ser sofocante, pero también el precio de la factura si usamos a diario el aire acondicionado durante tiempo prolongado, por eso mantén tu termostato en 20-22 grados, sólo usa el aire acondicionado en momentos precisos.
  4. Lava en la lavadora con agua fría. Usa ciclos cortos y lava con agua fría o tibia. Al usar agua caliente tendrás un gasto de energía elevado. Sólo emplea el agua caliente cuando sea estrictamente necesario, no en todos los ciclos de lavado. Evitarás un incremento en el precio de la factura.
  5. No uses la secadora. La secadora es un electrodoméstico prácticamente innecesario en esta época calurosa. Aprovecha los rayos de sol del verano. Tu ropa podrá estar seca muy poco tiempo, 1 o 2 horas a más tardar. Solo usa la secadora en momentos de extrema necesidad.